María Magdalena

Ella es María Magdalena; una mujer solitaria por el destino que vive en el puerto de Acapulco y se refugia en cualquier rincón donde le sorprenda la noche, su historia es una de tantas que pasan desapercibidas a los ojos de los demás.

La tarde me sorprende en medio del zócalo, cuando me percato que hay una mujer con una mirada curiosa, que me observa disimuladamente mientras tomo algunas fotografías. Nuestro encuentro fue a través del lente de mi cámara, la miro, le sonrío y al ser descubierto sólo obtengo una ligera sonrisa llena de complicidad sorpresiva, fue en ese momento cuando me sentí conectado con esa mujer de aspecto golpeado y descuidado, entre foto y foto veo que se da un respiro profundo y lento que la hace disfrutar su cigarro el cual está a punto de terminar, decididamente me mira y me pide que me detenga, tal petición me hace bajar la cámara y sonreír agradecido por la complicidad del momento, cuando, sorpresivamente, me regala una última fotografía, para mi suerte era la escena perfecta donde ella me entregaba su corazón lleno de esperanza y pureza, para mi ese es un inolvidable RetratoUrbano.

Ella simplemente me abrió los ojos y me hizo entender que no importa la adversidad de nuestra realidad siempre hay un momento para detenernos y regalar una mirada, una sonrisa y el corazón.

Gracias María Magdalena.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *